Si trabajas en la industria, probablemente hayas oído hablar de la automatización industrial, de la robótica o de la famosa industria 4.0. Aunque estos conceptos tengan una estrecha relación entre sí, tienen significados y campos de estudio distintos. En este nuevo blog queremos dar respuesta a algunas preguntas que podáis tener respecto a la tecnología industrial.

Fórmate con el Curso de Gestión del Mantenimiento Industrial y amplía tu formación profesional en el sector de la industria.

¿Qué es la automatización industrial?

La automatización industrial contempla el uso de las tecnologías para controlar y monitorear os procesos, dispositivos y máquinas industriales. Es decir, trata de convertir en automáticos los diversos mecanismos para reducir la necesidad de intervención humana. Sin embargo, esto no significa que excluyan la labor humana de la industria, ya que el sector requiere de profesionales capaces de realizar el mantenimiento de las máquinas.

El objetivo de la automatización es, precisamente, automatizar las tareas y los procesos más repetitivos, fatigosos y molestos. Por otro lado, también pretende  reducir el tiempo de ciclo de producción de un producto determinado. El sector de la automatización y la robótica se encuentran en pleno auge, pues cada día surgen nuevas tecnologías que transforman los diversos procesos.

La automatización industrial empezó a desarrollarse durante la revolución de la industria textil, en 1801, cuando surgieron los primeros aparatos mecánicos que facilitaban el trabajo de las personas. Las tecnologías que han hecho posible el crecimiento de la industria moderna son la electricidad, los PLCs, la robótica industrial, el auge de las comunicaciones y la electrónica, entre otras.

Características

  • Los procesos mecánicos están orientados a optimizar la calidad de los productos.
  • Reduce los esfuerzos humanos y los tiempos de producción del producto. Reduce, a su vez, los costes industriales.
  • La seguridad del personal mejora, pues se minimizan los datos en las piezas y se automatizan procesos peligrosos para las personas.
  • La reparación de las máquinas y dispositivos industriales se abarata.

La automatización industrial une diversas tecnologías. Por ejemplo, la instrumentación contribuye a medir la materia en sus distintos estados: sólidos, gases y líquidos. Los motores, la neumática y otros sistemas de desplazamiento y movimiento del producto también forman parte de este sector. Por otro lado, los sistemas de comunicación son los encargados de generar la interacción entre todas las partes, así como establecer una secuencia lógica, similar a la programación informática.

Se encuentra presente en muchísimos sectores de la economía, y cada vez más. La fabricación de alimentos y todo tipo de consumibles, de productos farmacéuticos y químicos; en la industria gráfica, en la industria petrolera y de plásticos; en la industria de las telecomunicaciones y otras muchas más.

Además, no se aplica únicamente a las máquinas o a la fabricación de productos, sino que tiende a hacer más eficiente cualquier proceso que conlleve un mejor desempeño. La automatización busca mejorar todas las partes de la producción: desde el diseño y la instalación hasta el mantenimiento y la comercialización.