El bienestar personal es un término tan amplio que para cada uno de nosotros tiene un significado diferente. En post de hoy, te contamos cómo alcanzarlo, transformando pequeñas acciones cotidianas en hábitos saludables. Además, te recordamos que en nuestra escuela puedes formarte en esta especialidad con nuestro Curso en técnicas para la mejora de la autoestima, el autocontrol y la comunicación. Una formación 100% online o a distancia, con tutor personal y prácticas incluidas en empresa.

 

Cómo conseguir potenciar tu bienestar personal

  • Comer bien para vivir mejor:

Vivir más y mejor está en nuestras manos. Y es que hay evidencias científicas indiscutibles de que adoptar un estilo de vida saludable puede ayudarnos a mejorar nuestro bienestar personal y calidad de vida. Comer de forma variada es esencial para que nuestro cuerpo reciba todos los nutrientes necesarios para su crecimiento y buen funcionamiento. En este sentido, cómo no existe ningún alimento que contenga todos los nutrientes necesarios, la clave está en saber comer de forma equilibrada. Es decir, comer de todo y en la cantidad adecuada.

Asimismo, es importante dejar de lado hábitos nocivos para nuestra salud, como el tabaco o la ingesta de grasas saturadas que pueden repercutir negativamente en nuestro bienestar personal. Y realizar ejercicio regularmente al menos cuatro veces a la semana.

  • Vivir el presente consciente:

Creemos que somos lo que pensamos. De manera que nuestra felicidad depende, en buena medida, de nuestros pensamientos ante lo que estamos viviendo. Interpretaciones subjetivas que, en muchos casos, generan mucho sufrimiento, miedos, ansiedad etc. Generalmente, la mente vive en el pasado o en el futuro, pero muy pocas veces en el presente. Una buena forma para mejorar nuestro bienestar personal es enfocarnos en vivir el presente, reservar el tiempo necesario para cada actividad y planificar nuestro día a día.

  • Disfrutar de no hacer nada:

Ocupada, saturada, agobiada o cansada son adjetivos que usamos a menudo para responder a una pregunta muy sencilla: ¿Cómo estás? Ir con prisas es el nuevo mantra del siglo XXI. Y según los expertos, esta deriva que hemos adoptado como sociedad tiene serios efectos negativos en nuestra salud. Aprender a disfrutar de no hacer nada, nos beneficiará en nuestro bienestar personal físico y mental y para lograrlo, podemos ayudarnos de la meditación. Una práctica milenaria capaz de transformar regiones cerebrales relacionadas con la conciencia, empatía y el estrés.

  • Escuchar a nuestro cuerpo:

El significado primordial de la autoestima es la consideración que uno tiene de sí mismo. Practicar técnicas que potencien el diálogo consciente con nuestro propio cuerpo y mente (como por ejemplo, el yoga o el pilates) favorecerá la comunicación entre cuerpo, mente y espíritu y nos ayudará a mantener sensaciones de bienestar.

  • Dormir bien:

Normalmente no damos importancia a la calidad de nuestro sueño. Es simplemente una parte de la rutina diaria. Sin embargo, para la mayoría de la gente, le resulta difícil dormir en algún momento de su vida. Incluso, hay una palabra para ello: Insomnio. El buen descanso es fundamental para el buen funcionamiento y bienestar personal. Está demostrado que el sueño reparador, entre otros muchos factores, aumenta la regeneración celular del organismo, fortalece el sistema inmune y ayuda a mantener un peso saludable. Pero esto no es todo, si lo combinamos con otros hábitos saludables como una dieta sana y ejercicio regular, los beneficios pueden ser mucho mayores.

  • Gestionar las emociones:

Algunos psicólogos creen que tenemos el control total sobre nuestras emociones. Otros creen, que no existe ninguna posibilidad de controlarlas. Sin embargo, hay investigaciones que concluyen que la forma en que interpretamos nuestras emociones puede cambiarnos la forma cómo las vivimos. Aprender a aceptar las emociones negativas como el enfado, el miedo, la alegría y la tristeza es otro paso imprescindible para aumentar la sensación de bienestar personal. Así que, si conseguimos escuchar a nuestro cuerpo y gestionar mejor estos sentimientos, podremos hallar una solución para superar todos los obstáculos que se nos presenten y disfrutar de una vida 100% plena.