Las características del envejecimiento cutáneo nos permiten entender los cambios que se presentan en nuestra piel. Esto puede suceder por múltiples factores externos e internos. En este blog te explicaremos de forma detallada los diferentes motivos del envejecimiento y las características principales de cada uno. ¡No te lo pierdas! Además, puedes especializarte y convertirte en un/a profesional del sector, con nuestro Curso en Estética y Belleza.

¿Qué es el envejecimiento cutáneo?

El envejecimiento cutáneo es un proceso fisiológico y biológico complejo. Puede estar condicionado por motivos genéticos individuales y agresiones ambientales. También se distinguen por factores intrínsecos los cuales se refieren a procesos del organismo y, los extrínsecos que amplifican el efecto de los primeros.

Proceso de envejecimiento

Como hemos comentado, el envejecimiento de la piel se debe a varios factores. A continuación, los dividiremos en biológicos y ambientales:

Factores biológicos

Estos factores son intrínsecos, o bien, genéticos. Es decir, son fenómenos naturales que se producen por motivos de un deterioro tisular lento e irreversible, como consecuencia del paso del tiempo. Afectan a la piel y a todos los demás órganos:

  • Pérdida de elasticidad de los tejidos. En este caso la recuperación a su estado inicial suele ser más complicada.
  • Cambio en la textura de la piel. Por ejemplo, engrosamiento, adelgazamiento, sequedad y palidez.
  • Anomalías superficiales como pequeñas varices, manchas oscuras y arrugas.

Factores ambientales

Los factores se caracterizan por un envejecimiento extrínseco causados por factores que aceleran el envejecimiento natural. Por ejemplo:

Efecto de la nicotina

Tanto los químicos como la nicotina que contiene los cigarros son los responsables de provocar diversos daños:

  • Disminución del flujo sanguíneo capilar.
  • Falta de oxígeno y nutrientes.
  • Daño del colágeno y de la elastina.
  • Incremento en la cantidad de radicales libres presentes en la piel.
  • Favorece el estrés oxidativo en el sistema.

Efecto de la radiación ultravioleta

El daño de la piel puede ser también causado por la exposición prolongada y diaria a la radiación ultravioleta (UVB y UVA). Este factor, conocido como fotoenvejecimiento, también es responsable de la pigmentación desigual y del 90% del envejecimiento cutáneo. Se manifiesta en zonas expuestas como la cara, cuello, antebrazos, dorso de manos y escote.

El grado de fotoenvejecimiento depende de factores genéticos y la calidad de reparación de los mecanismos del ADN. No obstante, los efectos causados por la luz solar se consideran bastante más graves que los efectos provocados por el envejecimiento cutáneo natural.

Contaminación

Estar expuestos a la contaminación, especialmente, en ciudades, puede provocar la liberación de radicales libres que dañan la piel. Esto puede empeorar los efectos de la exposición solar y acelerar el estrés oxidativo.

Minimizar los efectos del envejecimiento

Existen muchos factores que ayudan a mejorar el ritmo y el cuidado del envejecimiento. Por ejemplo, es muy importante llevar un estilo de vida y una dieta saludable, rica en frutas y verduras. También es muy beneficioso acostumbrarse a una buena rutina de cuidado de la piel eliminando diariamente el maquillaje, suciedad y sustancias químicas.