El ganado equino es un conjunto de animales compuesto, mayoritariamente, por caballos. No obstante, también incluye asnos, mulas y cebras. Todos ellos, excepto las cebras, han sido domesticados por el hombre desde la antigüedad, lo cual ha originado numerosas razas. Es decir, no han mantenido su estado salvaje. En este blog hablaremos concretamente de las características principales del caballo y de su nutrición. Además, si deseas especializarte todavía más en el sector, puedes realizar nuestro Curso en Cuidado de Caballos y Ponis. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el ganado equino?

Los animales equinos pertenecen a las especies Equus ferus caballus, es decir, los caballos. Y también Equus africanus asinus, que son los burros o asnos. A esta familia se le suman las cebras, aunque son una subespecie más salvaje. Finalmente, están los híbridos, como las mulas y los burdéganos, los cuales provienen del cruce de las dos especies anteriores.

La cría equina es una actividad que consiste en proporcionar animales domésticos, para la práctica de deportes, la recreación y exhibiciones y la alimentación. También para actividades agrícolas y usos diversos a través de subproductos, como la creación de cueros y estiércol.

Características principales de los caballos

El caballo es un mamífero domesticado de la familia de los équidos. Este género apareció durante el Pleistoceno en América del Norte. No obstante, en los últimos 55 millones de años, el caballo ha ido evolucionado. Actualmente se conoce por ser un animal ungulígrado, es decir, con una pezuña constituida por un solo dedo, lo que les permite explorar objetos en el suelo. También tiene unas patas traseras que les da el impulso para moverse y, unas delanteras para recibir el peso en el suelo. Su campo visual es de más de 350º y es dicromático. Su sentido auditivo es muy bueno ya que puede mover el pabellón de las orejas hasta 180º. Por lo que hace al olfato también está muy bien desarrollado ya que se encuentra tanto en la cavidad nasal como en las fosas nasales. Y respecto al sentido del tacto, es más sensible alrededor de los ojos, los oídos y la nariz.

Los caballos están hechos para utilizar su velocidad para huir de los depredadores. Tienen un sentido del equilibrio bien desarrollado y un fuerte instinto de luchar o huir. Además, pueden dormir tanto derechos como tumbados. Por lo que hace a las yeguas, es decir, las hembras, llevan la cría, llamada potro, aproximadamente durante 11 meses.

La mayoría del ganado caballar doméstico empieza a ser adiestrado con silla o arneses a la edad de entre 2 y 4 años. Se consideran adultos a partir de los 5 años y viven entre 25 y 30 años.

Nutrición del ganado caballar

Los Equus ferus caballus son animales herbívoros que consumen grandes proporciones de plantas graminoides. Cuando están libres, se alimentan de pasto y hojas. Sin embargo, cuando los caballos son destinados para realizar tareas, necesitan un alimento complementario, como heno, granos de cebada, avena, soja, maíz, entre otras cosas. Por ejemplo, un caballo doméstico adulto puede necesitar hasta 11 kilogramos de alimento diariamente.

Su alimentación debe ser muy cuidadosa porque poseen un solo estómago muy pequeño en proporción a su cuerpo y, además, muy complicado de expulsar comida por la boca. Por este motivo, se acostumbra alimentarles en cantidades pequeñas y frecuentemente. También necesitan beber agua limpia todos los días.